jueves, 26 de abril de 2007

Trece años de SPAM


Una pareja de abogados del estado de Arizona (EE.UU.) -específicamente Laurence Canter y Martha Siegel- sin quererlo fueron los “inventores” de uno de los elementos más desagradables (para muchos) de Internet: El SPAM.

¿Casualidad o ingenio?
El 12 de abril de 1994, Canter y Siegel enviaron una especie de “volante virtual” a una seudo base de datos norteamericana, logrando el enfado de cientos de personas.
Una gran cantidad de Cibernautas contestaron a dicho fenómeno con airadas respuestas y puteadas varias. Sin embargo, para felicidad de los abogados, su negocio crecía entre 100 mil y 200 mil dólares.

¿Por qué SPAM?
En 1937 apareció una carne en lata llamada Hormel's Spiced Ham. Dicho producto revolucionó la cocina norteamericana, siendo "alimento" obligado de supermercados y minimarket. Fue tal su éxito, que comercialmente, se optó por reducir su nombre hasta convertirse en SPAM. Con el tiempo se pasó a denominar SPAM al correo basura (que ninguno deseamos) haciendo un símil con este producto (la carne aparecía en todos los platos sin quererla, igual que estos molestos mail masivos).
Ahora bien, el debate en cuanto al SPAM comienza en la era del Internet lento (léase conexiones telefónicas, cuando los usuarios pagaban el minuto por sentirse “conectados”, perdiendo valioso tiempo en borrar dicha basura cibernética en vez de leer los saludos de sus contactos).

Hoy, gracias a la banda ancha y las conexiones a la velocidad de la luz, no debería presentar mayor problema… incluso los proveedores de correos electrónicos tienen filtros antispam, pero seguimos reclamando.

¿Publicidad o Basura? … ¿Público y Privado?
Ok. Punto nuevo…
Cuando vemos TV, de súbito se interrumpe la programación de lo que sea con Publicidad. Sobretodo en los momentos de mayor rating. Ahora yo me pregunto ¿Quería saber yo que existe unas papas fritas kid´s con menos grasa y no se qué más mientras veo la final del abierto de Australia, acostado en mi cama? La respuesta, simplemente NO (dije mi cama??? ¿No es eso lo que llamamos lo privado?). O ¿Quería ver mi ciudad plagada de letreros luminosos, con diseños extravagantes y hasta feos? Probablemente NO (espacio público).
Entonces, me vuelvo a preguntar ¿Qué es lo que tanto reclamamos?
No defiendo el mailing, pero sí quisiera referirme a un punto que ya estás más que estudiado… La publicidad llegó para manejar cualquier medio de comunicación. Y no es malo, porque supuestamente deberíamos tener mejor televisión, y digo supuestamente, porque la televisión (o al menos la chilena, que copia todo) es la máxima basura del siglo, o ¿Es espectacular ver que todos los canales tienen un “Laura en América”, un Reality Show o un programa de Farándula? En fin, somos tan mediocres que gozamos viendo y viviendo la vida de otros…
¿culpa de la publicidad?… probablemente.
En fin, el mailing, SPAM o basura (como quiera llamársele) no es tan malo, porque al menos tenemos la opción de borrarlo cuando queramos, sólo basta hacer un click.
Es cierto, cientos de miles son los correos que llegan con “agranda tu pene, Rolex a luka, y ganaste una beca para vivir en EE.UU. pero también es cierto que existen varios programas ANTISPAM
Aquí algunos (haz click en la imagen):






¿Cómo se consiguen nuestras direcciones?
¿Alguna vez te has inscrito en alguna comunidad, foro o llenado un formulario de contacto? Que básico y simple, pero así partió.
Con el tiempo se crearon extractores de correos electrónicos (arañas), a los cuales Microsoft aún no tiene cómo eliminar.
Y posteriormente, se comenzaron a vender estas bases de datos.
Lícito o no, SIMPLE, REDONDO y BARATO. Consideremos que para crear tu empresa de Mailing simplemente necesitas un Computador, un programa de diseño, un programa par enviar mail (hasta OUTLOOK sirve) y una lista de correos electrónicos, esto explica lo barato del servicio.
Algunas seudo empresas ofrecen mailing masivo a un millón de correos por 20 lukas… Si, 20 mil pesos chilenos (parece chiste, pero es cierto).

¿Sirve de algo el mailing? Si por 20 mil pesos, se envían 1 millón de correos (o menos, o más) y de ese universo de potenciales clientes 1 compra tu producto… ¿Por qué no?

¿Cómo reconocer un SPAM?
Prácticamente ya no tenemos que preocuparnos por eso, los SPAM, llegan a la carpeta de mismo nombre en gmail. Por otro lado, Outlook, Yahoo y Hotmail los reconocen como correo no deseado.

Por último, según nuestra legislación chilena en su artículo n ° 19.496, de la Ley del Consumidor:

"Toda comunicación promocional o publicitaria enviada por correo electrónico deberá indicar la materia o asunto sobre el que versa, la identidad del remitente y contener una dirección valida a la que el destinatario solicite la suspensión de los envíos".

Al final, un SPAM, un SPOT de RADIO o TV, un VOLANTE ( o díptico con papel de última generación), LETRERO, PANFLETO (flyer) o lo que sea, son formas de hacer publicidad.

Y si los brutos que compramos, consumimos, y hasta disfrutamos de esta cruel forma bajo la cual intentan “agueonarnos” (perdonando la expresión), ¿qué cresta alegamos?


Sebastián Jiménez
Periodista

1 comentarios:

A las 30 de abril de 2007, 13:53 , Blogger Sofia ha dicho...

Un buen análisis del bien denominado "basura electrónica". Molesto o no, la verdad es que más de alguien, debe haber echo el "click" para abrirlo por curiosidad, aprendiendo con el tiempo, que la gran mayoría de Spam es simplemente perdida de tiempo. Ahora bien, debo confesar, que asistí a un curso de contabilidad, gracias a un Spam. Al final, la vida está llena de cosas que no queremos, pero que lamentable y/o afortunadamete, nos invaden sin preguntar.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal